Brackets de autoligado

 - Clínica Sanzmar

Escrito por:

Clínica Sanzmar

Los brackets de autoligado son un tipo de aparato de ortodoncia fijo que se caracteriza por llevar incorporado dentro del propio bracket un sistema que fija el alambre de ortodoncia, sin necesidad de utilizar las ligaduras metálicas o elásticas convencionales que se usan en los brackets clásicos.

Este hecho tiene como resultado que la fricción o roce entre el alambre de ortodoncia y el bracket sea menor, consiguiendo unos movimientos teóricamente más rápidos que con los sistemas tradicionales.

Aunque no existen muchos ensayos clínicos que demuestren claramente sus ventajas, podemos mencionar que consiguen reducir el acúmulo de placa bacteriana alrededor del bracket, proporcionar fuerzas más constantes y ligeras, expandir las arcadas dentarias de forma más eficaz y disminuir las molestias asociadas al movimiento ortodóncico.

Este tipo de brackets existen tanto en materiales metálicos como cerámicos, lo que proporciona menor visibilidad del bracket, ya que habitualmente suelen presentar tañamos ligeramente mayores que los brackets convencionales.

Existen diversas marcas de brackets de autoligado en el mercado, como el sistema Damon® o los brackets Smartclip® entre otras.