Stripping

Stripping, desgaste interproximal
Clínica Dental Julián y Valderas - Dra. Sara Valderas

Escrito por:

Dra. Sara Valderas

Clínica Dental Julián y Valderas

El stripping, también llamado reducción interproximal (IPR en inglés) es una técnica que emplea a veces el ortodoncista para disminuir la anchura de algunos dientes.

Gracias a este ligero desgaste interdental del esmalte se consigue ganar un espacio, que resulta muy valioso en determinados tratamientos de ortodoncia.

¿Por qué y cuándo se hace un stripping?

La razón principal es la ganancia de espacio, aunque también puede haber una motivación estética, ya que con el stripping se reducen las troneras o triángulos negros interdentales.

Esto también nos permite armonizar el tamaño dentario en caso de dientes excesivamente anchos y ayuda a corregir la discrepancia de arcadas, conocida como discrepancia de Bolton.

La cantidad de stripping necesario en cada caso dependerá de las necesidades del tratamiento, del tipo de diente, del tamaño y del grosor del esmalte, por lo que es necesario realizar un diagnóstico previo. Generalmente entre 0,2 y 0,5mm, no superando en ningún caso el 50% de la cantidad de esmalte del diente.

¿Es normal hacer stripping en un tratamiento de ortodoncia?

Sí, en los casos de apiñamiento es un procedimiento muy habitual. Este es uno de los modos en los que el ortodoncista puede ganar espacio para alinear correctamente los dientes.

Además, al tener los puntos de contacto más amplios también se consigue una mayor estabilidad en la posición del diente.

Desgaste interproximal, Glosario BQDC

¿Cómo se hace el stripping?

Hay técnicas manuales, con tiras de pulido, y mecánicas. A su vez, las mecánicas pueden ser mediante la utilización de discos, fresas y tiras acopladas a un contrángulo especial.

  • Tiras de stripping: es el método más sencillo y seguro, pero también el que consigue reducciones más limitadas.
  • Discos de stripping: mediante aparatología rotatoria hace girar unos discos diamantados.
  • Fresas de stripping: es el método más rápido y que mayor cantidad de esmalte puede desgastar, por lo que requiere una cuidadosa técnica.
  • Contraángulos reciprocantes: el mismo principio de las tiras de pulir, pero en lugar de accionadas manualmente, van montadas en un contrángulo especial.

El ortodoncista optará por unas técnicas u otras en función de la cantidad de esmalte que requiera reducir y de la posición anatómica del diente, ya que dientes muy apiñados a veces impiden la utilización de métodos mecánicos.

Stripping con ortodoncia

¿Duele el stripping?

El esmalte es la capa más superficial del diente y no tiene terminaciones nerviosas, por lo que si se realiza correctamente no debe doler. De hecho, no se coloca anestesia para la realización de esta técnica.

¿El stripping tiene efectos adversos?

No, el stripping es un tratamiento conservador que permite ayudar a corregir apiñamientos de leves a moderados de una manera sencilla, siempre que se haga acompañado con un buen diagnóstico.

Es aconsejable acompañar a la técnica de stripping con algún método de protección del tejido blando, tipo Wedjets o cuñas de madera, y, así, minimizar los posibles daños a las papilas. También se puede utilizar protectores y separadores para la lengua y mucosa yugal tipo Nola.