Placa dental

Placa dental
Clínica Perios Lorca Salanova - Dra. Amparo Lorca

Escrito por:

Dra. Amparo Lorca

Clínica Perios Lorca Salanova

Se llama placa dental o placa bacteriana a una sustancia blanca pegajosa formada por un conjunto variado de microorganismos, fundamentalmente bacterias, que se deposita y adhiere sobre los dientes, la encía y otras superficies orales, cuando no se practican métodos adecuados de higiene bucal. La placa bacteriana no es visible a simple vista necesitamos teñirla para evidenciarla. Su importancia radica en que las bacterias que la forman son la principal causa de las enfermedades más frecuentes de la boca: la caries y las enfermedades periodontales.

No la debemos confundir con otros depósitos que se ven y que se eliminan fácilmente con agua como restos alimentarios o la materia alba (una pasta amarillenta grosera que contienen además de microorganismos otros tipos de células).

Controlar las bacterias que viven en nuestra boca

En la cavidad oral viven mas de 600 especies diferentes de bacterias. Todas las superficies de la cavidad oral están rodeadas por ellas. La presencia de estas bacterias es compatible con la salud tanto de dientes como de encías. El control de las bacterias de la placa se produce gracias tanto a:

  • Mecanismos naturales como la saliva, la lengua, las mejillas y la masticación que controlan su crecimiento, impidiendo que aumenten en número y en agresividad.
  • Cepillado diario correcto para evitar el acumulo de bacterias sobre todo en zonas dentarias que quedan fuera de este proceso de auto-limpieza, como las zonas de contacto de los dientes, los surcos y recovecos de los dientes o el margen de la encía, y es ahí donde la placa bacteriana se puede acumular de forma más descontrolada.

¿Cómo se forma la placa dental?

La placa dental tiene dos partes fundamentales, por un lado especie de red que le da soporte, alimento y protección a las bacterias llamada matriz extracelular, y por otra, las propias bacterias que existen hasta 300 tipos distintos.

La formación de la placa dental se produce por capas. Las bacterias solo necesitan unas horas para pegarse a una superficie dental completamente limpia y al cabo de un día prácticamente toda la superficie del diente esta cubierta por bacterias. Conforme pasan los días, si no las eliminamos, estas bacterias se van acumulando por capas aumentando en numero y en diversidad, organizándose y apareciendo nuevas especies bacterianas. Cuantas más capas se forman, más fuertemente se unen las bacterias entre sí y más cantidad de alimento tienen para crecer y permitir la aparición de bacterias más agresivas.

La placa dental se calcifica con tiempo, por la acción de componentes de la saliva, y da lugar a la formación de depósitos duros llamados calculo o sarro dental.

Hay dos tipos de placa dental, la que se forma por arriba de la encía y sobre la superficie de los dientes que la llamamos placa supragingival y que está relacionada con el desarrollo de la caries dental y la placa subgingival que se forma por debajo de la encía y que esta relacionada con el desarrollo de gingivitis, enfermedades periodontal y mal aliento.

Eliminación de la placa dental y control del crecimiento bacteriano

La prevención de la caries y las enfermedades periodontales se consigue con la completa eliminación de la placa dental, al impedir el acumulo y crecimiento de las bacterias sobre toda la superficie de los dientes y sobre todo el contorno de la encía. Para esto necesitamos realizar un correcto cepillado diario, que se puede realizar tanto con cepillos manuales como eléctricos. Es necesario también limpiar los espacios que hay entre los dientes, para ello debemos utilizar otros utensilios como la seda dental y los cepillos interproximales.

Es aconsejable realizar al menos dos cepillados diarios para mantener las superficies de los dientes y las encías libres de bacterias.

Placa dental imperceptible Placa dental tintada y visible