Curetaje

Clínica Noguerol - Dr. Fernando Noguerol

Escrito por:

Dr. Fernando Noguerol

Clínica Noguerol

El curetaje es un término que se utiliza de forma errónea para hacer referencia al raspado y alisado radicular. El curetaje era un tratamiento realizado en los años 60 y 70 para curar la periodontitis. Consistía en raspar el lado de la encía que está en contacto con el diente en la bolsa periodontal.

Con el desarrollo de la ciencia en periodoncia, en 1978 un investigador escandinavo llamado Jens Waerhaug, descubrió que la causa de la periodontitis (piorrea) estaba sobre la raíz del diente y no era una infección del hueso, ni de la encía. Este investigador descubrió que la etiología eran las bacterias que se encontraban organizadas en biofilms sobre la superficie de la raíz del diente.

A partir de este momento, se dejó de realizar el curetaje gingival y se comenzó a hacer raspado y alisado radicular, que sigue siendo a día de hoy el tratamiento de elección para la periodontitis.

Curetaje, profilaxis y raspado radicular

El curetaje también tiende a confundirse con la profilaxis o limpieza dental profesional. La profilaxis se encarga de eliminar el sarro supragingival (el que se acumula sobre la superficie del esmalte y en la zona superior de la encía). Es un buen tratamiento para aquellos pacientes con gingivitis (el primer estadio de la enfermedad periodontal, previo a la periodontitis) y para prevenir la aparición de infecciones.

Sin embargo, el curetaje o alisado radicular trata la acumulación de placa en mayor profundidad. Hoy en día, el curetaje tal y como se conocía hace más de 30 años tan solo se emplea en situaciones muy puntuales. Para los pacientes con periodontitis, que requieren una limpieza más exhaustiva, el raspado radicular consigue eliminar el sarro que se encuentra también debajo de la encía y sanar los tejidos blandos.

Curetaje caso clínico ANTES Curetaje caso clínico DESPUÉS

¿Por qué es importante tratar la periodontitis?

Eliminar el exceso de sarro presente entre nuestros dientes y encías es muy importante para prevenir en salud dental. En su estado más avanzado, la periodontitis puede llegar a provocar la pérdida de piezas dentales, que a su vez pueden causar problemas de malposición y deformar las estructuras dentarias.

Además, algunas enfermedades respiratorias y cardiovasculares se asocian con las bacterias que producen la aparición de periodontitis.

Si tus encías suelen sangrar cuando te cepillas los dientes, las notas inflamadas, enrojecidas o más sensibles, están retraídas (tu sonrisa muestra cada vez más porción de diente y menos de encía) y tienes mal aliento, visita al dentista para que pueda aplicar el tratamiento adecuado y remediar la enfermedad periodontal.