Clínicas asociadas a BQDC participan en el estudio DiabetRisk de la Sociedad Española de Periodoncia

La contribución de la Odontología a la salud general da un paso más con la puesta en marcha del estudio DiabetRisk. Un proyecto pionero a nivel mundial que implica a 48 clínicas odontológicas españolas privadas, que forman parte de la Red de Clínicas de Investigación de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), entre ellas figuran 10 centros de la Asociación de Clínicas Dentales BQDC.

Con el estudio DiabetRisk se quiere probar la eficacia de un sencillo protocolo para facilitar la detección precoz de la diabetes o de la prediabetes entre personas que desconocen tener esta enfermedad. Si se valida este protocolo, los coordinadores del estudio aseguran que se podría aplicar en todas las clínicas dentales de España y, posiblemente, extenderse a otros países europeos. Se estima que se podría contribuir a diagnosticar de forma temprana la diabetes en miles de personas cada año en España.

Actualmente, hay 415 millones de adultos en el mundo con diabetes y se estima que en el año 2040 la cifra aumentará hasta los 642 millones. Además, la IDF (International Diabetes Federation) alerta de que 1 de cada 2 casos de diabetes en adultos no está diagnosticado.

La consulta del dentista es un lugar clave para promover hábitos de vida saludables y detectar signos de enfermedades sistémicas asociadas con la salud bucodental. Así se entiende desde la Asociación BQDC entre cuyos objetivos figura la prevención de enfermedades, la promoción de la salud y la investigación. Forman parte del estudio DiabetRisk el Instituto Maxilofacial (Barcelona), la Clínica Dental Noguerol (Granada), la Clínica Sanzmar (Madrid), Clínica Galván Recoletos Cuatro (Valladolid), Clínica Blanco Ramos (Santiago de Compostela), Clínica Alcaraz (Alicante), Clínica Perios Lorca Salanova (Valencia), Clínica Vallcorba (Barcelona), Albia Clínica Dental (Bilbao) y la Clínica Carrasquer de Odontología Integrada (Valencia).

Todos ellos se han implicado en este proyecto que evaluará en una situación de práctica clínica real la eficacia de un protocolo de evaluación del riesgo de diabetes o prediabetes no diagnosticadas.

El estudio DiabetRisk está promovido desde la Fundación SEPA, dirigido desde el Grupo de Investigación ETEP de la Universidad Complutense y  se realiza en la Red de Clínicas de Investigación de SEPA, con el apoyo de SUNSTAR GUM. Es uno de los estudios más innovadores que ha llevado a cabo la Odontología europea en los últimos años.

La selección de pacientes acaba de comenzar y se prevé que en septiembre alcance el ritmo normal de inclusión, durante los meses estivales se pondrá en marcha el proceso y se resolverán las dudas metodológicas. El objetivo es finalizar la incorporación de pacientes en el primer trimestre de 2018 con más de 1.200 personas. Cada una de las clínicas evaluará un mínimo de 30 pacientes.

 

Test sencillos y rápidos

 El protocolo se compone de dos evaluaciones. Son test muy sencillos y rápidos, que permiten hacer una estimación del riesgo de sufrir diabetes y un examen rápido de salud periodontal, respectivamente.

El primero de ellos es el test de riesgo de diabetes finlandés (FindRisc – FINnish Diabetes Risk SCore), un cuestionario de referencia internacional que consiste en una serie de preguntas como edad, consumo de frutas y verduras, ejercicio físico, antecedentes familiares de diabetes mellitus,… y cuya utilidad en el diagnóstico de diabetes no conocida ha sido validada en diferentes poblaciones.

El segundo test es el EPB, un índice útil a la hora de evaluar las necesidades de tratamiento periodontal de la población. Aunando ambas herramientas, los investigadores esperan que se incremente la capacidad de identificación de riesgo del protocolo, así como su sensibilidad, especificidad y  utilidad para identificar de manera acertada a las personas con diabetes no conocida.

En el estudio se evaluará a pacientes de primera consulta. Recibirán la evaluación clínica rutinaria y, de manera adicional, se rellenará el cuestionario FindRisc y se realizará la evaluación periodontal mediante EPB. Así se seleccionarán, según los resultados, a aquellos pacientes en riesgo y se les hará una determinación ambulatoria de su hemoglobina glicosilada. Con todos esos datos, se decidirá si remitir al paciente a su médico de Atención Primaria para que haga una valoración diagnóstica de la presencia de diabetes o prediabetes.

 

Salud bucodental y diabetes

La relación entre diabetes y enfermedades periodontales es bidireccional, ya que ambas enfermedades se influyen mutuamente. Una mejor salud periodontal puede prevenir la aparición de diabetes y tendrá beneficios en el control glucémico de las personas que ya tienen esta enfermedad. Al mismo tiempo, una diabetes mejor controlada puede reducir el riesgo de desarrollar o agravar enfermedades de las encías.

Teniendo en cuenta esta relación, las clínicas dentales son un lugar ideal para la detección precoz de esta enfermedad metabólica. A ellas acude una gran proporción de la población, por lo que se puede facilitar la identificación temprana de signos que alerten de la existencia o del riesgo de desarrollo futuro de diabetes.

En lo que respecta a las personas con diabetes ya diagnosticada, se sabe que presentan una susceptibilidad elevada a la periodontitis, así como que el tratamiento periodontal contribuye a mejorar el control glucémico particularmente en aquellos pacientes mal controlados.