¿Cómo influye la genética en la enfermedad periodontal?

¿Sabías que en la boca existen más de 700 especies distintas de microorganismos? La mayor parte de ellos son beneficiosos para la salud, pero la presencia de determinadas bacterias en el surco gingival es el principal desencadenante de la enfermedad de las encías.

La biología y la genética están estrechamente relacionadas con la enfermedad periodontal, motivo por el cual el Dr. Mariano Sanz, socio de BQDC y especialista en Periodoncia, impartió una conferencia en la última reunión de BQDC acerca de la visión biológica de la Periodoncia para entender la repercusión de la genética, la microbiología o el medio ambiente en las enfermedades periodontales.

Conviene recordar que existen varios tipos de enfermedad periodontal pero las dos más importantes y frecuentes son la gingivitis y la periodontitis. La gingivitis afecta únicamente a las encías, provocando su enrojecimiento, sangrado y retracción; mientras que la periodontitis afecta también al hueso que rodea y sujeta a los dientes.

“Las bacterias se adhieren a la superficie de los dientes, que son superficies sólidas que no se descaman, a diferencia de otros tejidos como la piel, por lo que es muy importante limpiar dientes y encías para evitar que nos infectemos”, explicó el Dr. Sanz, que añadió que “dependiendo de lo que comamos, bebamos, fumamos…puede cambiar que el simbionte (asociación de organismos que se benefician mutuamente en su desarrollo vital) se convierta en patobionte (producen inflamación y diversos problemas)”.

Asimismo, el Dr. Sanz explicó que “existe una susceptibilidad individual para que se produzca esta alteración en el equilibrio”. Es decir, hay personas más propensas a tener enfermedad periodontal. Según el Dr. Sanz “hay enfermedades en la que ya se sabe qué genes influyen, así como los factores de riesgo”. Y la periodontitis es una de ellas.

Aunque la placa bacteriana es el origen de la enfermedad, su presencia por sí sola no puede explicar la diferencia de cómo afecta la periodontitis a unas personas u otras. Algunos pacientes son muy susceptibles y desarrollan formas agresivas de periodontitis, incluso en edades tempranas, mientras que otros nunca desarrollan periodontitis o la enfermedad progresa muy lentamente.

Por último, el Dr. Sanz quiso hablar del futuro y destacó que estamos avanzando hacia la “medicina personalizada”: “El secreto es el Big Data análisis para crear algoritmos que faciliten la toma de decisiones”, explicó, haciendo espacial hincapié en la repercusión que estos avances tendrán en el tratamiento de la periodontitis y otras enfermedades bucodentales.

Compartir en Redes Sociales: