La agenesia dental: ausencia de dientes congénita

La agenesia dental consiste en la ausencia congénita de uno o más dientes, de forma que la persona que la padece no cuenta con la dentadura completa. Es una anomalía dental frecuente que supone un serio impedimento para el desarrollo de una correcta oclusión.

La agenesia puede afectar tanto a la dentición temporal (dientes de leche) como a la dentición definitiva (dientes permanentes), aunque es en esta última donde es más frecuente. La agenesia de incisivos laterales superiores es la más común, con una prevalencia del 0,5-3% en la población.

Por lo general, la agenesia dental se detecta a edades tempranas. Mediante una exploración en la clínica dental se comprobará que la pieza dental no ha llegado a desarrollarse y mediante una simple radiografía panorámica podrá confirmarse el diagnóstico.

 

¿Qué provoca la agenesia dental?

 

Existen diversas causas por las que los dientes pueden no llegar a formarse. Es posible que exista una obstrucción física o limitación del espacio que impida la formación del diente o una anomalía en la función del epitelio. Los factores hereditarios tienen un papel importante en este tipo de alteración.

La ausencia de dientes también puede ser consecuencia de la evolución de nuestra especie. La tendencia evolutiva provoca que haya una contracción del diámetro de los huesos del cráneo y, por lo tanto, disminuya el número de dientes en el arco dentario, al verse reducido el espacio.

¿Cuál es el tratamiento?

 

A la hora de poner fin a este problema, existen varias opciones de tratamiento. Una alternativa es recurrir a la ortodoncia para cerrar espacios y realizar un intercambio de “papeles” de las piezas dentales de forma que, si por ejemplo faltan los incisivos laterales, estos se sustituyan por los caninos, buscando siempre un resultado estético y armonioso.

En otras ocasiones, debido a las características del paciente, el cierre de espacios no consigue resultados satisfactorios y la estética se ve comprometida, por lo que la colocación de un implante unitario se convierte en la mejor opción.

También existe la posibilidad de colocar un puente mediante el cual se rehabilite la zona edéntula (sin dientes) gracias a la colocación de esta prótesis fija.

Con el objetivo de elegir el tratamiento más adecuado para el paciente, será necesario realizar un estudio profundo y minucioso en el que se consideren una serie de factores, como son la necesidad de llevar a cabo o no una extracción, la oclusión de los maxilares, o la tipología facial y la edad.

Solo mediante un estudio exhaustivo y una buena planificación podrá garantizarse el éxito del tratamiento.

Compartir en Redes Sociales:

Responsabilidad social

Descarga el Informe

Localice su Clínica Dental BQDental Centers

Buscar clínica dental