Los 5 cosas que tienes que saber sobre los empastes dentales

La mayoría de personas ha oído hablar alguna vez sobre la caries dental y los empastes. De hecho, según el Consejo de Dentistas en España, más del 95% de la población española tiene al menos una caries.

Desde BQDC queremos resolver algunas de las dudas más frecuentes sobre el tratamiento de la caries dental, para intentar concienciar a la población y difundir conocimiento sobre este tipo de infección bacteriana que pone en riesgo la salud bucodental de todos.

 

1)  ¿Qué es lo que causa la necesidad de realizar un empaste dental?

La caries dental es una enfermedad de la cavidad oral que provoca la destrucción de la estructura dental, como consecuencia de la existencia de ácidos provocados por la placa bacteriana.

Este tipo de afección dental está muy relacionado con los malos hábitos de higiene y de alimentación. Sin embargo, existen otros factores como la genética, el consumo de ciertos fármacos u otro tipo de enfermedades que también pueden provocar la aparición de la caries dental.

La prevención es el mejor tratamiento para la caries, pero si no podemos evitarlo, la detección y el tratamiento precoz  con una obturación (empaste dental) evitará que se agrave el caso y podamos perderla pieza dental afectada.

 

2)  Empaste dental, tratamiento para la caries

La reconstrucción dental a través de una obturación, lo que comúnmente se conoce como empaste dental, es el principal tratamiento para eliminar la caries de nuestras piezas dentales.

La obturación es el proceso en el que se retira el tejido del diente afectado y se rellena el hueco con un material llamado composite (empaste). Por ello, este tratamiento es conocido por la población como “empaste dental”, aunque técnicamente hablando debería llamarse obturación.

Un empaste dental bien realizado, acompañado de buenos hábitos de higiene y alimentación, evitará que se pierda la pieza dental y que vuelva a aparecer otra caries.

 

3)  Pasos para realizar un empaste

La caries puede ser descubierta gracias a la autoexploración del paciente o en las revisiones periódicas con el dentista. Sin embargo, ver una caries cuando esta es pequeña y no causa molestias o dolor es difícil, sobre todo en los dientes superiores y en los molares.

Una vez que se ha descubierto o hay indicios de presencia de caries, será necesario ponerse en las manos de un odontólogo para analizar y tratar el caso. Los pasos son los siguientes:

  1. Antes de proceder a realizar un empaste, se lleva a cabo un diagnóstico completo, para ver la profundidad de la caries y hasta dónde ha afectado. Para esta etapa nos ayudaremos de radiografías y una sonda dental.
  2. Previamente a la obturación, se duerme la zona con anestesia local para que el paciente no tenga molestias durante los 40 minutos que durará el procedimiento aproximadamente.
  3. Con ayuda de un torno, una herramienta de odontología, se vacia la cavidad del diente afectado para limpiarlo y eliminar la caries.
  4. Se limpia la cavidad generada con agua y colocamos un adhesivo, llamado grabador, para que el empaste posteriormente puesto, quede sujeto.
  5. Se rellena el hueco con el empaste para reconstruir el diente y lo endurecemos a través de una luz LED.
  6. Una vez que el empaste se haya secado y endurecido, se pule el empaste para darle la forma original del diente y que la mordida sea correcta.

Si la caries ya ha afectado al nervio, lo más seguro es que el paciente presente molestias, dolor e infección y sea necesario realizar una endodoncia.

 

4)  Tipos de empastes dentales

A la hora de realizar un empaste dental es posible contar con diferentes tipos de materiales para reconstruir el diente:

Composite para empastes

El composite, también conocido como resinas compuestas, se caracteriza por su color similar al diente por lo que, estéticamente hablando, es el mejor y el más utilizado.

Se coloca de manera directa en la misma cita, después de haber vaciado y limpiado la cavidad del diente.

Oro y porcelana para empastes

A pesar de que este tipo de material presenta una gran durabilidad por su alta resistencia y no suponen un riesgo para la salud de los pacientes, se han dejado de utilizar prácticamente por el proceso largo y costoso que requiere.

A la hora de colocar un empaste de oro y porcelana es necesario contar con la colaboración de un laboratorio de prótesis para fabricar la pieza a medida y por lo tanto, la obturación no se podrá realizar en una sola cita.

Amalgama de plata en empastes

Este tipo de material está en desuso actualmente para realizar empastes dentales, principalmente por su factor estético y por contener mercurio.

Sin embargo, a pesar de las dudas sobre este material para el organismo, a día de hoy no existe ninguna evidencia científica que las garantice.

 

5)  ¿Es normal sentir dolor tras ponerme un empaste dental?

Una vez que la boca del paciente se vaya despertando de la anestesia, es normal que durante los primeros días se sientan pequeñas molestias o sensibilidad a la hora de comer o cepillarse los dientes.

Si estas molestias o sensibilidad perduran más de una semana, es necesario que ponerse en contacto con el dentista para poder evaluar el caso y comprobar que todo vaya bien.

Compartir en Redes Sociales:

Responsabilidad social

Descarga el Informe

Localice su Clínica Dental BQDental Centers

Buscar clínica dental