Ortodoncia y embarazo, ¿son compatibles?

El embarazo siempre va unido a una gran cantidad de citas con el médico para poder garantizar la salud de la madre y el niño en todo momento. Sin embargo, todos sabemos que existen ciertas restricciones en el embarazo a la hora de realizar según que tratamiento médico.

En BQDC os queremos hablar de la relación de los tratamientos odontológicos y el embarazo, y más concretamente de la ortodoncia.

 

Tratamientos y enfermedades dentales en el embarazo

La salud bucodental de la madre no debe de quedar desatendida en ningún momento durante la gestación. Múltiples estudios confirman que existe una relación entre la salud general de la madre y la salud general del feto, y la salud oral también influye. Por ello, es imprescindible darle mayor importancia a la higiene bucodental y a las visitas con el dentista mientras dure el embarazo.

  • Según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) es muy común que las mujeres en estado de gestación presenten inflamación gingival y gingivitis gestacional, debido al cambio hormonal, a la debilitación del sistema inmune y a la falta de higiene. Además, es muy frecuente también que aquellas pacientes que presentaban una enfermedad periodontal antes de quedarse embarazadas, noten un agravamiento de esta.
  • Durante el embarazo es muy probable padecer caries dental por la debilitación del esmalte. Esta debilitación se debe a que las mujeres tienden a comer más entre horas, no se realiza la higiene dental adecuada y los vómitos suponen la presencia de ácidos.
  • La debilitación e irritación de la mucosa de la cavidad oral provoca en algunos casos el desarrollo de un pequeño bulto o quiste benigno en la encía, llamado épulis dental. Normalmente esta afección desaparecerá por sí misma una vez que la madre haya dado a luz.
  • Es recomendable evitar aquellos procedimientos dentales que requieran de anestesia. Sin embargo, en cantidades pequeñas, no afecta a la salud del bebé.
  • Las radiografías deben evitarse a toda costa durante todo el embarazo, exceptuando aquellos casos de urgencias importantes.

 

¿Puedo ponerme ortodoncia si estoy embarazada?

A día de hoy no existe ninguna contraindicación para los tratamientos de ortodoncia en estado de gestación, según la Asociación Española de Ortodoncistas (AESOR).

Sin embargo, un tratamiento de ortodoncia no solamente cuenta con el proceso de la aparatología, sino también con un conjunto de pruebas diagnósticas previas para evaluar y planificar, en el que se incluyen las radiografías que, tal y como hemos explicado antes, deben evitarse a toda costa.

Por lo tanto, aquellas mujeres que se queden embarazadas mientras están en un tratamiento de ortodoncia no deben preocuparse, ya que el proceso de diagnóstico y planificación de dicho tratamiento ya ha sido realizado. Pero si por el contrario, una mujer embarazada o que piensa que puede estarlo, quiere ponerse ortodoncia, será mejor que espere, para poder garantizar la salud del feto y que se pueda hacer un correcto diagnóstico y planificación.

Además, hay que tener también especial cuidado con el consumo de ciertos fármacos. No obstante, muchos de ellos, como antiinflamatorios, antibióticos y anestésicos locales, no suponen ningún tipo de riesgo para el feto, siembre y cuando el médico no haya diagnosticado ningún riesgo previamente.

 

La mejor ortodoncia para embarazadas

Dada la importancia de la higiene bucodental y la comodidad de la mujer, la ortodoncia invisible Invisalign es el tratamiento ortodóncico más recomendable para mujeres embarazadas.

Gracias a que es una ortodoncia removible, se puede retirar fácilmente para comer y cepillarse los dientes. Por el contrario, la ortodoncia con brackets requiere de un proceso de higiene mucho más delicado y exigente.

Si tienes más dudas sobre el tratamiento de ortodoncia y su relación con el embarazo, no dudes en contactar con nosotros.

Compartir en Redes Sociales: