Preguntas frecuentes sobre ortodoncia en niños

Preguntas frecuentes sobre ortodoncia en niños

¿A qué edad se debe visitar por primera vez a un ortodoncista?

La mejor edad para comenzar un tratamiento de ortodoncia empieza en la infancia, normalmente, en torno a los 6 años. No hay una edad exacta u obligatoria para empezar el proceso y esto se debe a que cada niño desarrolla sus piezas dentales a un ritmo diferente.

Aunque si bien es cierto, durante las edades tempranas, cuando los niños todavía no han completado su proceso de crecimiento y desarrollo, es más recomendable acudir al ortodoncista por primera vez.  

¿Por qué se debe poner ortodoncia a los niños?

Para poder aprovechar la época de crecimiento de los niños y sus estructuras bucodentales fácilmente moldeables, se aconseja utilizar ortodoncia en la infancia y no esperar hasta la edad adulta si es necesario corregir alguna maloclusión. Es más sencillo, cómodo y económico tratar los problemas de oclusión y malposición durante el crecimiento que una vez ya asentadas todas las piezas dentales.

¿Qué problemas soluciona la ortodoncia?

La ortodoncia se utiliza para solucionar problemas de malposición dentaria y de oclusión como, por ejemplo:

Mordida abierta: los dientes superiores e inferiores no realizan la oclusión en la parte frontal.

Mordida cruzada: los dientes superiores e inferiores no coinciden por un desplazamiento de la mandíbula con respecto al maxilar superior. Se visualizan zonas en las que los dientes inferiores sobresalen sobre los superiores.

Mordida invertida: la mandíbula está adelantada con respecto al maxilar superior y hace que los dientes inferiores sobresalgan.

Sobremordida: los dientes superiores sobresalen excesivamente por encima de los inferiores.

Diastemas: separaciones que existen entre las diferentes piezas dentales.

Desplazamiento o apiñamiento dental: dientes que ocupan posiciones que no les corresponden, que crecen en orientación errónea o que se agrupan en espacios pequeños.

¿Cuál es la ortodoncia más cómoda para los niños?

La ortodoncia más cómoda para los niños depende de sus necesidades, de su edad y de si tienen autonomía o no para realizar la higiene dental.

Si tienen una edad en la que disponen de cierta independencia y autogestión, la ortodoncia removible es la opción más cómoda y estética. Carece de brackets y eso facilita la higiene, comer cualquier alimento y no produce ningún roce con las encías.

En los casos de los niños más pequeños o que necesiten una mayor supervisión adulta, la ortodoncia con brackets autoligados es más cómoda que la tradicional y tiene la seguridad de no poder extraviarse al ser fija.

Al final, esta decisión es una cuestión de evaluar las posibilidades, conocer sus ventajas y desventajas y dejarse aconsejar por ortodoncistas de confianza.

¿Cuál es la ortodoncia para niños más económica?

El precio es una cuestión importante, pero realmente no depende tanto de qué tipo de ortodoncia se emplea sino del tiempo que va a ser necesaria. Por ello, es una cuestión de analizar los presupuestos que se propongan. No obstante, el tratamiento de brackets tradicionales suele ser la ortodoncia para niños más económica.

¿Qué tipos de ortodoncia para niños hay?

Existen diferentes tipos de ortodoncia para niños:

Cada ortodoncia cubre unas necesidades y tiene unas características diferentes, por lo que si necesitas información más concreta te invitamos a consultar a una de nuestras clínicas especializadas en ortodoncia.

Compartir en Redes Sociales: